Receta de Pestiños de miel con Thermomix®

#Postres y dulces 15 marzo 2015

Existe un pueblo muy cerquita de Sevilla del que guardo un recuerdo que me llega cuando cierro los ojos y pienso en mis días de colegio. Es el olor a anís tostado y miel. Desde el patio de mi colegio, que lindaba con una famosa fábrica de tortas, podíamos olerlo y se nos hacía la boca agua. El pestiño forma parte de la repostería típica de la Semana Santa sevillana y de casi toda Andalucía, pero en Castilleja de la Cuesta los elaboraban durante todo el año. Es una de las muchas de recetas que debemos a la cocina árabe. De hecho en su aspecto y sabor nos recuerda a esos pastelillos árabes elaborados con masas muy finas, especiadas y fritas y bañados en miel. También existe la versión sin miel , con canela y azúcar. En muchas casas se hacen mitad y mitad, para todos los gustos. El delicioso olor que queda en la casa es un anticipo de ese maravilloso bocado. :P

La elaboración de los pestiños es bastante enredosa. Es cierto que con Thermomix® elaboraremos la masa rápidamente y sin complicación, pero no debemos olvidar que el éxito de los pestiños está también en estirar la masa muy muy fina, cortarla y darle su forma característica, freírlos en aceite y por último pasarlos por miel templada. Así que os recomiendo que reservéis unas cuantas horas para hacerlos tranquilamente y sin agobios.

Otra curiosidad es que los pestiños no llevan azúcar en su elaboración, todo su sabor dulce viene de la miel. Sobra decir que si usamos una miel rica, el resultado quedará mucho mejor que con esos preparados de glucosa, que aparte del sabor artificial hacen unas hebras muy incómodas al calentarse. La miel es posiblemente el ingrediente principal de esta receta, de su calidad dependerá el resultado final. Vamos allá!

Receta de Pestiños de miel con Thermomix®

 

Ingredientes:

200 g de aceite de oliva virgen extra

la piel de una naranja (sin nada de parte blanca)

50 g de anís en grano

50 g de ajonjolí

100 g de zumo de naranja

50 g de vino blanco o de oloroso

50 g de anís dulce (licor)

un pellizco de sal

250 g de harina de fuerza

250 g de harina de repostería

PARA EL ALMIBAR DE MIEL
300 g de miel
50 g de agua

NOTA: Cuidado con el peso de las especias. En esta receta la cantidad de anís y en grano y ajonjolí es grande, de modo que con un tarro estándar de especias puede que no tengas suficiente. El de la marca Carmencita contiene 35g. El de Hacendado (Mercadona) 50g.

Receta de Pestiños de miel con Thermomix®

 

Preparación:

1. En primer lugar vamos a aromatizar el aceite, para ello lo ponemos en el vaso y lo calentamos 5 min/100 º/velocidad cuchara y una vez caliente agregamos la piel de naranja, el anís en grano y el ajonjolí y programamos 7 min/100º/giro inverso/ velocidad cuchara. Lo dejamos reposar unos minutos en el vaso.

Receta de Pestiños de miel con Thermomix®

2. Retiramos la piel de naranja, añadimos el zumo, el vino, el licor de anís y la sal y lo trituramos todo durante 20 segundos, en velocidad progresiva 5-10. Tiene que quedar bien triturado, para ello podemos bajar los restos que quedan pegados a las paredes del vaso y al interior de la tapa y repetir la operación.

3. A continuación incorporamos las harinas y programamos 30 seg/velocidad 6 y después amasaremos 1 min (en la TM31 hay que ponerlo en la posición vaso cerrado) velocidad espiga.

Receta de Pestiños de miel con Thermomix®

4. Retiramos la masa del vaso. Un truco para no cortarnos con las cuchillas es poner el vaso boca abajo sobre la encimera y dar vueltas a la rueda negra que hay en la parte inferior, de esta manera movemos manualmente las cuchillas desde atrás y la masa se va soltando. La estiramos muy fina con un rodillo. Es importante que esté muy fina para que el pestiño no resulte muy pesado. Para darle forma a los pestiños, podemos hacerlos redondos o cuadrados. Si los hacemos cuadrados, doblamos las esquinas opuestas hacia el centro y sellamos las puntas con agua. Si los hacemos redondos, podemos usar el cubilete o cualquier corta pastas. Doblamos dos bordes hacia el centro y sellamos con un poco de agua. Con el cubilete quedan unos pestiños minúsculos, probablemente salgan más de 100 con estas cantidades. Con un cortapisas o vaso con una boca de unos 9 cm. quedarán de un tamaño estupendo.

5. Los freímos en aceite caliente (no hirviendo, porque la masa tan fina se puede quemar pronto).

6. Para hacer el almíbar, calentamos en una sartén la miel y el agua y vamos pasando los pestiños una vez fritos. Cuando terminemos el proceso, la miel que queda en la sartén se le añade un poco de agua y se vierte sobre el recipiente donde hayamos ido colocando los pestiños.

¡A disfrutar!