LECHE DE AVENA CASERA EN Thermomix® ©

#Dietas especiales 16 julio 2019


Últimamente se habla mucho de las intolerancias y alergias alimentarias. Dos de las más escuchadas son la intolerancia al gluten y a la lactosa. Hoy os hablaré de una de las leches vegetales, la leche de avena, y como podemos hacerla en casa con nuestro Thermomix® ©.


Leches vegetales las hay de todos los tipos (leche de soja, de arroz, de frutos secos..) pero es la de avena la que está especialmente rica. Pero es que además, tomarla frecuentemente aporta innumerables beneficios para la salud.


Propiedades y beneficios de la avena:



  • Depurativa gracias a su alto contenido en fibra


  • Al no tener grasas saturadas, ayuda a reducir y controlar los niveles de colesterol malo en la sangre. Favorece la eliminación de la grasa que obstruye las arterias, lo cual protege la salud de tu corazon.

  • Es digestiva y adelgazante: al tomar esta bebida se experimenta una sensación de saciedad sin llegar a sentir pesadez en el estómago gracias a los efectos positivos que provoca en el tránsito intestinal.

  • Rica en vitaminas del grupo B, lo que te permitirá alejar el estrés y la ansiedad. Además, gracias a la presencia de sílice, mejora el sistema nervioso central, generando beneficios en la memoria

  • Elevado porcentaje de proteínas en su composición

  • Ayuda a prevenir distintos tipos de cáncer, entre los que se incluyen el cáncer de cólon y el cáncer de mama.

  • Es muy buena para las personas que padecen diabetes, puesto que contiene azúcares lentos, los cuales ayudan al páncreas y a la glándula tiroidea y permiten que tus niveles de glucemia se mantengan estables. Además, la presencia de yodo ayuda contra el hipotiroidismo al hacer que la glándula tiroidea funcione mejor.

  • La bebida de avena es un alimento completamente vegetal lo que la hace 100% recomendable si tienes intolerancia a la lactosa y necesitas un sustituto de la leche de vaca, o también si sigues una dieta vegetariana o vegana. No tiene lactosa.


Ingredientes:



  • 150 g de copos de avena

  • 2 litros de agua mineral

  • 50 - 70 g de azúcar (opcional)

  • 1 cucharadita de azúcar vainillado (o canela, cardamomo, pieles de cítricos, etc.)

  • 1 cucharada de aceite virgen de girasol

  • 1 pellizco de sal


Elaboración:



  1. Ponemos la avena en remojo en 500 gr de agua mineral durante 2 horas.

  2. Ponemos en el vaso el agua mineral restante y calentamos 10 min/60°C/vel. cuchara.

  3. Añadimos al vaso la avena escurrida, el azúcar, el azúcar vainillado, el aceite de girasol y la sal y trituramos 1 min/vel 6.

  4. Filtramos la bebida a través de una gasa o paño fino de algodón colocado en el cestillo, apretando bien para separar el líquido de la pulpa.

  5. Vertemos en una botella o tarro de cristal.

  6. Servimos (caliente o fría) o reservamos en el frigorífico.


Consejos para la elaboración de la receta:



  • Es fundamental utilizar agua mineral tanto en el remojo como en la elaboración.

  • Es necesario remojar la avena antes de utilizarla. Esta hidratación despierta importantes procesos: facilita la trituración, mejora la textura del producto final y optimiza su digestibilidad.

  • Puede aprovechar la pulpa para hacer un bizcocho.

  • Se conserva hasta un máximo de 48 horas en el frigorífico.


Fuente: www.cookidoo.es